CoNtAnDo: No La ViDa VeRdAdErA, SiNo La ImAgInArIa... S.


lunes, 1 de agosto de 2016

Maravillosa definición de Prudencia

La prudencia es una virtud de la razón, no especulativa, sino práctica: la cual es un juicio, pero ordenado a una acción concreta.

La prudencia nos ayuda a reflexionar y a considerar los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones, teniendo como resultado un actuar correcto en cualquier circunstancia. La prudencia en su forma operativa es un puntal para actuar con mayor conciencia frente a las situaciones ordinarias de la vida.

La prudencia es la virtud que permite abrir la puerta para la realización de las otras virtudes y las encamina hacia el fin del ser humano, hacia su progreso interior.

La prudencia es tan discreta que pasa inadvertida ante nuestros ojos. Nos admiramos de las personas que habitualmente toman decisiones acertadas, dando la impresión de jamás equivocarse; sacan adelante y con éxito todo lo que se proponen; conservan la calma aún en las situaciones más difíciles, percibimos su comprensión hacia todas las personas y jamás ofenden o pierden la compostura. Así es la prudencia, decidida, activa, emprendedora y comprensiva.

El valor de la prudencia no se forja a través de una apariencia, sino por la manera en que nos conducimos ordinariamente. Posiblemente lo que más trabajo nos cuesta es reflexionar y conservar la calma en toda circunstancia, la gran mayoría de nuestros desaciertos en la toma de decisiones, en el trato con las personas o formar opinión, se deriva de la precipitación, la emoción, el mal humor, una percepción equivocada de la realidad o la falta de una completa y adecuada información.

La falta de prudencia siempre tendrá consecuencias a todos los niveles, personal y colectivo, según sea el caso. Es importante tomar en cuenta que todas nuestras acciones estén encaminadas a salvaguardar la integridad de los demás en primera instancia, como símbolo del respeto que debemos a todos los seres humanos.

El ser prudente no significa tener la certeza de no equivocarse, por el contrario, la persona prudente muchas veces ha errado, pero ha tenido la habilidad de reconocer sus fallos y limitaciones aprendiendo de ellos. Sabe rectificar, pedir perdón y solicitar consejo.

La prudencia nos hace tener un trato justo y lleno de generosidad hacia los demás, edifica una personalidad recia, segura, perseverante, capaz de comprometerse en todo y con todos, generando confianza y estabilidad en quienes nos rodean, seguros de tener a un guía que los conduce por un camino seguro.

Como alcanzarla:
·        El recuerdo de la experiencia pasada: Si una persona no sabe reflexionar sobre lo que le ha sucedido a él y a los demás, no podrá aprender a vivir. De esta manera la historia se transforma en maestra de la vida.

·        Inteligencia del estado presente de las cosas: El obrar prudente es el resultado de un “comprender” mirando la comprensión como la total responsabilidad, como el verdadero amor que libera de las pasiones para llegar al final de la vocación humana “el conocimiento”.

·        Discernimiento al confrontar un hecho con el otro, una determinación con la otra. Descubrir en cada opción las desventajas y las ventajas que ofrecen para poder llegar a realizar una buena elección.
·        Asumir con  humildad nuestras limitaciones, recurrir al consejo de todas aquellas personas que puedan aportarnos algo de luz.

·        Circunspección para confrontar las circunstancias. Esto sería que alguna acción mirada y tomada independientemente puede llegar a ser muy buena y conveniente, pero viéndola desde dentro de un plan de vida, de un proyecto de progreso personal, se vuelve mala o inoportuna.


La experiencia es, sin lugar a dudas, un factor importante para actuar y tomar las mejores decisiones. Aprender o no es nuestra opción.

domingo, 31 de julio de 2016

¡Otra vez!

En estos tiempos en los que nuevamente la gente cercana decide casarse, vivir con alguien tener hijos y todos esos temas de la vida cotidiana me han puesto a pensar en lo que quiero hacer pues no es secreto que hace algunos años entré en pánico pues también mis allegados hacían lo mismo y ahí fui de bobita a querer formar un hogar, no me arrepiento pues fue toda una experiencia y de mucho aprendizaje.


Pero esta vez aplique una nueva estrategia jajaja la de calmarme respirar profundo y analizar mi presente y algunas metas futuras (cercanas) que me he planteado y entonces llegué a la conclusión de que cuando elija vivir con alguien es porque hemos llegamos al punto de ACEPTARNOS por lo que fuimos, somos y seremos, porque nos amamos, respetamos y comunicamos en realidad y porque vamos a hacer magia (por llamarlo de algún modo) pues vamos a ir mas allá de lo pre establecido y nos vamos a desarrollar en todos los aspectos y vamos a poder ser libres e independientes mas no indiferentes pues sabremos que estamos el uno para el otro siempre ...


miércoles, 27 de julio de 2016

¿Es en serio?

Estaba leyendo un libro que decía que había 3 tipos de personas: las que no pensaban, las que creían que pensaban y las que realmente pensaban y hubo otro en el que decía que había 2 tipos de personas: las que la vida les sucedía y las que creaban su vida.

Y dije que interesante pues el formar parte activa en tu propia vida es todo un arte sobre todo porque uno puede llegar a creer que la vida que se vive es la que se quiere vivir pero si se sufre o cosas por el estilo supongo que es cuando uno realmente no quería lo que aparentemente quería, y entonces es muy importante aprender a vivir de acuerdo a lo que realmente forma parte de nuestro ser sin perjudicarnos ni perjudicar a los demás pues es ahí donde se puede mirar que realmente se ha aprendido el maravilloso arte de vivir conscientemente consciente y es cuando la magia o como se le quiera llamar existe y todo para vivir en la belleza de la vida.

También me he dado cuenta que entre tantas formas de investigar los misterios de la vida todos concluyen en que debes aprender a pensar por ti para realmente vivir sabiendo canalizar tu energía J



lunes, 25 de julio de 2016

Yo sé, el pasado te alcanzará aunque corras más rápido



Yo sé, amas la canción pero no al cantante
Yo sé, me tienes envuelto alrededor de tu dedo
Yo sé, quieres el pecado sin el pecador
Yo sé, yo sé

Yo sé, el pasado te alcanzará aunque corras más rápido
Yo sé, el pasado de raya es siempre llamado un bastardo
Yo sé, pasado te alcanzará aunque corras más rápido
Yo sé, yo sé

Yo sé, me cortaste las amarras de la contradicción
Yo sé, estoy envuelto completamente en el dulce roce
Yo sé, está pidiendo por tu bendición

Yo sé, yo sé.